fbpx

Demencia y agresividad: especial Alzheimer.

demencia y agresividad

Demencia y agresividad no siempre van de la mano pero lo cierto es que muchos estudios la sitúan en torno a un 70% de los casos a lo largo de la enfermedad de Alzheimer.

También se puede dar (la agresividad) en otras enfermedades como por ejemplo: la demencia frontotemporal o por cuerpos de Lewy.

Sea como sea, es uno de los cambios de conducta que más tienden a perturbar el ambiente en casa y, como consecuencia, a quemar y agotar al cuidador principal de la persona con demencia.

Lo cierto es que, aunque lo he mencionado ya alguna vez, la situación ideal en las demencias es que el cuidador no sea «solo una persona» sino varias (por ejemplo: varios hermanos o coordinarse con otros familiares o amigos cercanos así como servicios de ayuda a domicilio).

En cuanto al abordaje no farmacológico (es decir, lo que podemos hacer más allá de dar un pastilla): hablo también de las «3 erres» de los cuidados en la agresividad:

  • Reconfortar (tranquilizar).
  • Reconsiderar (empatizar con tu familiar: ¿qué sentirías en esa situación si tuvieras problemas para comprender o recordar como en la demencia?, ponerte en sus zapatos).
  • Redirigir (cambiar el foco de su atención a temas más comprensibles, sencillos o entretenidos).

También doy unas pinceladas sobre los medicamentos o fármacos para este tipo de problema aunque, como insisto en el propio episodio: no son la primera ni única opción y, por supuesto, NUNCA automedicar con lo que haya en casa.

Más vale una noche de insomnio que la conciencia intranquila porque le has dado algo que le ha hecho daño (por interacciones, porque la dosis es demasiado fuerte o porque el efecto es contrario al que esperabas). Consúltalo siempre con un médico.

En este episodio del podcast también abordo el tema tan polémico de: ¿Cuándo lo ingreso en una residencia?

Y la respuesta, aunque no esté escrita en piedra, más o menos viene a ser: «Cuando requiera cuidados 24 horas» o bien «cuando ya no puedas organizarte para hacerlo tú». Lo cierto es que ni todas las familias son iguales (las hay con 1 o varios hijos o en las que solo uno se hace cargo de la situación) y, por otro lado, no todos somos iguales. Es decir, tú como persona tienes ciertas habilidades (y debilidades). Puede que cuidar se te de especialmente bien o que te cueste más.

Al final, lo importante, es que la persona con demencia (o la dependencia que sea) esté bien. Y esto conlleva buenos cuidados. Si tú no puedes porque se te hace demasiado, estás agotado/a, has enfermado, o la persona a la que cuidas está mucho peor… Es una opción altamente recomendable.

También, no quiero dejar escapar la oportunidad de recomendarte el libro: El día de 36 horas. Es altamente recomendable, especialmente si acabas de recibir este diagnóstico (Alzheimer u otra demencia) en tu familia.

Para cuidar mejor y no des-cuidarte por el camino (un problema también muy frecuente). Recuerda la frase que decimos mucho los médicos: «Cuando no cuidamos del cuidador no tenemos un enfermo, sino dos». Tú también necesitas estar bien para cuidar, pero también por tu bienestar y calidad de vida, aunque a veces no te parezcan tan importantes.

En cualquier caso, te lo explico todo mejor en el episodio del podcast de hoy que, como siempre, tienes disponible en iVoox y Spotify para que lo escuches cuando quieras.

¿Quieres sentirte más segura y tranquila para cuidar a tu ser querido mayor?

Te invito a mi taller online gratuito:

Taller del Síndrome del cuidador. Si cuidas sabrás qué es, y si no, lo entenderás enseguida cuando lo veas.

Responsable: Marta Canino. Finalidad: Gestionar el envío de notificaciones sobre marketing y comunicación. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

pareja anciana adultos mayores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres unirte a mi newsletter?

Te invito a mi taller online gratuito (también en Ebook descargable):

10 cosas que puedes hacer en situaciones de urgencia con el paciente anciano a tu cuidado

Responsable: Marta Canino. Finalidad: Gestionar el envío de notificaciones sobre marketing y comunicación. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de datos en materia de privacidad y seguridad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.